Vistas Inolvidables – Una Conversación con un Piloto de Globos Aerostáticos

Ya ha llegado la primavera y que mejor manera de celebrarla que con un viaje mágico en globo aerostático al amanecer o al atardecer. Y que mejor persona que nuestro amigo, y piloto de globos apasionado, Manuel Duque para entusiasmarnos! En la siguiente entrevista Manuel nos habla de su vida como piloto y su increíble pasión por los globos.

¿Cuánto tiempo llevas siendo piloto de globos?

Saqué mi licencia en 1991, así que en este 2011 haré 20 años como piloto. Previamente tuve también andadura como auxiliar, cosa casi obligada en el mundo de los globos si quieres tener un aprendizaje lo más completo posible.

¿Qué es lo que hizo que te metieras en este mundo? ¿Es algo que siempre quisiste hacer desde la infancia?

Sí, mis padres fueron de los pioneros de la Aerostación en España, y cada vez que volaban salíamos toda la familia, hasta el perro. Ya desde pequeño yo avisaba a mi padre de que me quería dedicar a ésto de los globos cuando fuera mayor, a lo que él me contestaba: – “niño, cállate y dedícate a algo respetable”… Y al final la cabra tiró al monte 🙂

Pioneros de la Aerostación Eugenio Martín Rubio

Pioneros de la Aerostación - Eugenio Martín Rubio


¿Te acuerdas de tu primer vuelo? ¿Te gustó desde el principio?

Sí, lo tengo grabado con fuego. Yo tenía 9 años y acompañaba a mis padres en el año 1982 en “la Ruta del Quijote en globo” por los cielos de La Mancha. Fue una experiencia inolvidable y lo que más me gustó fue el aterrizaje.

¿Cuál es la mayor altura a la que has volado? Y ¿cuál es la distancia más larga que has recorrido volando?

En una travesía de Pirineos llegamos a los 6.000m de altura, y sin oxígeno. Salimos desde territorio francés y aterrizamos en la provincia de Barcelona después de un vuelo de más de 100km (en nuestros paseos estándar se suele cubrir una distancia de unos 10km a una altura media de unos 300m).

¿Alguna vez has pilotado un globo en un país extranjero? ¿Cuál es el país más exótico donde lo has hecho?

Sí, quizá seamos un poco masoquistas porque después de pasarnos todo el año realizando paseos en globo en Madrid y Segovia por trabajo, luego llegan las vacaciones y nos encanta realizar alguna aventura con el globo ya a nivel particular.

El país más exótico donde he volado ha sido sin duda Tanzania, donde tuve la suerte de ver desde el globo cebras, jirafas, ñus, gacelas, elefantes, etc. Toda una experiencia.

Tanzania!

Esto no se ve todos los días (foto Angel Aguirre)

Esto no se ve todos los días! (foto Angel Aguirre)

Tanzania con los niños


¿Tienes alguna otra pasión u hobby además del globo?

Realmente el globo es trabajo y también afición, por lo que queda poco tiempo para otras cosas. No obstante también me atraen mucho los deportes náuticos y ahora estoy aprendiendo a navegar a vela.

¿Qué le dirías a alguien que quiere volar pero necesita que le convenzan un poco?

Pues lógicamente que empiece por el globo, je, je. Ahora en serio, es una experiencia muy suave, apta para todas las edades, y una de las pocas actividades aéreas que puedes compartir con varias personas a la vez, ya que nuestras barquillas tienen capacidad hasta para 10 personas.

Nuestros pasajeros se quedan sorprendidos de la suavidad y la sensación de seguridad. En esto último hacemos especial hincapié, revisando constantemente el material, haciendo seguimiento de los pronósticos del tiempo, empleando siempre pilotos muy experimentados, teniendo el tema seguros al día, etc.

Aparte estamos sometidos a una legislación muy estricta que tenemos que cumplir y que regula todos estos puntos con bastante detalle. Podemos asegurar que el globo es estadísticamente la forma más segura de volar, no solo por su simplicidad (pues carece de motores y elementos electrónicos susceptibles de fallar), sino también por su limitación meteorológica (ante un pronóstico de precipitaciones o vientos de más de 20km/h cancelamos la actividad ya con un par de días de antelación, aplazándola a otro día).

Sin duda el globo es una buena forma de introducirse en los deportes aéreos, ya que tampoco requiere una especial condición física.

Cuéntanos tu historia favorita sobre algún vuelo en globo.

Hay muchas, desde el vuelo de celebración del Quinto Centenario del Descubrimiento que hicieron dos españoles en 1992 cruzando el Atlántico en 6 días desde Canarias a Venezuela aprovechando los vientos Alisios, hasta el vuelo de vuelta al mundo sin escalas en 21 días de un inglés y un suizo en 1999.

Yo personalmente me quedo con cualquiera de los paseos en globo que realizamos en Madrid y Segovia ya que todos y cada uno de ellos son especiales.

¿Has estado en alguno de esos festivales donde hay miles de globos de colores por el aire? ¿Son realmente tan impresionantes como parecen?

Sí, es mi auténtica pasión y me escapo a uno siempre que puedo. De hecho acabo de volver del Festival Internacional del Globo de México, donde nos hemos reunido 200 equipos, y había un público de unas 200.000 personas, con gente ya acampando en la zona de los despegues desde la noche anterior.

Festival del Globo de León 2010

Festival del Globo de León 2010

 Festival del Globo de León 2010

Festival del Globo de León

Es una pasada ver el cielo teñido de burbujas multicolor y sentirte parte de ello. Los mayores festivales del mundo se celebran anualmente en Albuquerque (USA, octubre), y cada dos años en Lorraine (Francia, agosto). También es muy prestigiosa la Bristol International Fiesta (UK), y en España recomendamos el European Balloon Festival de Igualada (Barcelona).

Festival del globo de León

Festival del globo de León 2010

Festival del globo de León 2010

Festival del globo de León 2010

En una frase: para ti ¿Qué es lo mejor de volar en globo?

Son muchas cosas: la aventura de dejarte llevar por el viento (sabemos siempre de donde despegamos pero nunca donde aterrizaremos), que en mi caso se convierte en toda una metáfora de la vida.

También el priviliegio de dejar atrás la rutina y poder ver el mundo desde una perspectiva diferente y desde la que parece que no existen los problemas, y por supuesto el contacto con la Naturaleza.

También sobre todo la ilusión de realizar un sueño (¿por qué no vas a hacerlo?), o incluso compartirlo con otras personas en forma de regalo. Por esto último quiero agradecer a EMOCIONDAY toda su dedicación con el fin de acercar la posibilidad de ésta y otras experiencias vitales diariamente a tantas personas.

Pues muchísimas gracias a ti, Manuel! Ha sido un placer hablar contigo!

Aterrizaje perfecto! (Foto:Pep Julia)

Aterrizaje perfecto! (Foto:Pep Julia)

Si te gustaría conocer el maravilloso mundo de los globos aerostáticos por ti mismo, en Emocionday ofrecemos vuelos por todas partes de España. Y si te gustaría volar en uno de los globos de Manuel, puedes hacerlo en Segovia o Madrid.