Pilotar una avioneta con acompañante en Requena (Valencia)

Pilotar una avioneta con acompañante
ref: 3154
150€
Comprar
seleccionar opción:

Lugar: Requena (Valencia)

Duración: 20min

Participantes: 1 persona + 1 acompañante

Qué incluye:

  • Clase pre-vuelo.
  • Vuelo.

Sabes que este mundo te apasiona, así que … ¡ponte a los mandos de una avioneta y haz realidad ese sueño que tantas veces has soñado!

Además, puedes realizar el vuelo con un acompañante. La persona que realiza la experiencia pilotará la avioneta junto al instructor, y a su vez el acompañante disfrutará del vuelo mientras sobrevolais el paisaje valenciano.

Antes del vuelo

Conoceréis al instructor en las magníficas instalaciones del Aeródromo de Requena, a tan solo 60 km de Valencia.

Primero recibiréis una clase teórica de 15-20 minutos donde se os enseñarán los principios básicos del vuelo en avión.

El aeródromo se encuentra en una ubicación privilegiada, rodeado de parques naturales, sierras y viñedos, protegido del bullicio del mundo exterior. Por eso, al poner el pie en la pista para llevar a cabo la inspección pre-vuelo de tu avioneta, lo único que oiréis va a ser el silencio del entorno y el ronronear de las pequeñas avionetas y aviones ligeros que constantemente despegan y aterrizan frente a vosotros.

Vuestros familiares o amigos podrán observar vuestra hazaña cómodamente desde la cafetería/restaurante mientras toman algo y admiran las maravillosas vistas del paisaje, los aviones y la pista de despegue y aterrizaje.

El vuelo

Se despega con total seguridad de la mano del instructor profesional, quien elevará la avioneta hasta una altitud de 3500-4000 pies sobre el nivel del mar.

La belleza del paisaje de la comarca de La Plana de Utiel-Requena, os hará olvidar los nervios. Disfrutaréis de las tonalidades rojas, amarillas y de color cobre que tienen los viñedos de la zona, y del verde intenso de las sierras y junto con los parques naturales que la rodean.

Cuando te sientas cómodo, tu instructor te pasará los mandos de la avioneta para que, por fin, hagas realidad tu sueño. Con calma, y disfrutando de la experiencia, sobrevolarás las villas de Requena y Utiel, apreciando sus plazas de toros y el trazado de sus calles. Os acercaréis también al Pico del Tejo, de 1.250m de altura.

Si tu vuelo es de 40 minutos, también podréis ver las Hoces del Júcar y del Cabriel y el Embalse de Buseo. Incluso llegaréis hasta el imponente Pantano de Contreras, vislumbrando la Sierra de Javalambre, sus muchos pinares. Y si tenéis suerte sus cimas blancas en su estación de invierno.

Tras sobrevolar las sierras, las huertas y los viñedos de la comarca, os dirigiréis de nuevo al aeródromo.

Si queréis llevaros un recuerdo de esos momentos tan especiales, lo encontraréis en la tienda de regalos del propio aeródromo.

¡Un bautizo de vuelo muy bien acompañado! ¡Reserva hoy!

Temporada

Durante todo el año, incluso los fines de semana.

Condiciones especiales

El participante debe cumplir con lo siguiente a la hora de realizar la actividad:

  • Gozar de buena salud.
  • Peso máximo 105 kg, altura máxima 2 metros.
  • No mujeres embarazadas.
  • No hay límite de edad para volar pero los menores de edad deben tener el permiso firmado de los padres.

El tiempo

Por motivos de seguridad a veces no se puede realizar la actividad en la fecha prevista debido a las condiciones meteorológicas. Si no se puede empezar la actividad se ofrecerá una fecha alternativa.

Opiniones de clientes

"Ha sido la mejor experiencia de mi vida... gracias a vosotros y al piloto por haber hecho realidad un sueño"

Manolo Gascó


"El regalo fue genial!!!! El día soleado... La sorpresa la di unos días antes, para disfrutar de los preparativos. Las instalaciones del aeródromo muy agradables, con zona de restaurante, relax y terraza para ver aviones. Fantástico para ir con niños! El piloto fue muy profesional y superamable desde el minuto cero. Nos explicó cuanto preguntamos generosamente a todos y luego, ya en cabina siempre muy agradable y favoreciendo una experiencia única. Mi marido y su papi, quien lo acompañó, descendieron hipercontentos. Su sonrisa de felicidad también fue un regalo!”

María José